Passivhaus: ahorrar energía con una casa pasiva

la casa pasiva o passivhaus ahorra energia

Aunque el concepto de casa pasiva o Passivhaus nos pueda parecer nuevo, en realidad, no lo es tanto. Los arquitectos llevan siglos intentando aplicar los conceptos de eficiencia energética a la construcción de viviendas y edificios públicos. Algunos con mejores resultados que otros. Ya en la antigüedad, los romanos sentaron las bases de una arquitectura eficiente. Con una visión muy moderna: conseguir el máximo confort aprovechando los elementos de climatización natural.

En el siglo I aC, el arquitecto Marco Vitruvio describió las bases que hoy se emplean en la construcción de edificios pasivos.“Los diseños de casas deberían conformarse a las diversidades del clima”, escribió en su tratado Los diez libros de arquitectura. Si viviera hoy en día, Vitrubio sería seguramente un acérrimo defensor del concepto Passivhaus. Veamos porqué.

 

¿Qué es el Passivhaus?

El Passivhaus es un modelo de construcción –que no un estilo arquitectónico– surgido en Alemania a principios de los 90. Su máxima es construir edificios que garanticen el máximo confort térmico, con un consumo de energía mínimo. Para conseguir estos dos objetivos –confort y ahorro de energía–¬, los proyectos Passivhaus usan criterios de aislamiento térmico, control de la ventilación y aprovechamiento de la energía solar, para garantizar que la temperatura en el interior del edificio es óptima, tanto en verano como en invierno. En realidad, el término “casa pasiva” ser refiere a la capacidad de estos edificios de satisfacer sus necesidades de climatización, a partir de fuentes “pasivas” como el sol o el calor de sus habitantes.

El municipio alemán de Darmstadt fue el primero en acoger un edificio de viviendas construido bajo el estilo Passivhaus en 1991. Entre los impulsores de este proyecto estaba el doctor Wolfang Feist, fundador después del Passive House Institut, el instituto de referencia internacional que investigación sobre edificios pasivos. En los últimos 30 años, el concepto Passivhaus se ha extendido a todo el mundo y ya existen más de 50.000 viviendas construidas bajo este estándar. En España, tenemos ejemplos de casas pasivas por todo el país. Puedes ver algunos ejemplos aquí.

 

Los 5 pilares básicos de una casa pasiva

La arquitectura pasiva no tiene un estilo arquitectónico concreto –es decir, no se define por usar líneas curvas o rectas, ni espacios más o menos diseñados– pero sí unos principios que la hacen posible. Se trata de cinco pilares básicos que garantizan la comodidad, la eficiencia energética y la sostenibilidad de los edificios pasivos.

Passivhaus o casa pasiva

 

Son los siguientes:

• Buen aislamiento térmico
• Cerramientos herméticos
• Ventanas bien orientadas y con un aislamiento de alta calidad
• Diseño para la reducción de puentes térmicos
• Estrategia de ventilación adecuada

 

 

La estrategia es reducir la pérdida de calor a través de paredes, ventanas y tejado, gracias a un aislamiento excelente del exterior, que evite las fugas de aire y garantice la estanqueidad de la vivienda. Otros criterios del modelo de construcción Passivhaus, son el uso de la orientación y la gestión de la energía solar. Siempre con el objetivo de optimizar la climatización de la vivienda y reducir su consumo energético.

En climas fríos, la construcción de casas pasivas tiene en cuenta, sobre todo, el aislamiento eficiente del edificio y la reducción de fugas de calor. Por el contrario, en climas cálidos, las casas pasivas prestan más atención a medidas como el sombreado o una buena ventilación, que ayuden a refrigerar la vivienda. Por ejemplo, en España, el sol es un gran aliado de las casas en invierno, porque proporciona calefacción gratis, pero un engorro asfixiante en verano. Para aprovechar sus ventajas y minimizar los inconvenientes de este recurso natural, la arquitectura Passivhaus propone proyectar los edificios con una orientación adecuada, que aproveche la energía del sol para calentarlos en invierno y las corrientes de aire, para refrigerarlos en verano. Ambos a coste cero.

 

Máximo confort, mínimo consumo energético

Después de leer esto, quizás te preguntes cuánto cuesta una casa pasiva. Y lo más importante, ¿sale a cuenta invertir en una? La respuesta es que sí. Aunque haya que hacer una inversión inicial mayor que en una vivienda convencional, a la larga el ahorro en energía compensa.  Los expertos calculan que los edificios pasivos consumen entre un 75% y un 90% menos energía que los convencionales.  Según el Passive House Institut, solo se necesita la energía de “10 velas de té o el calor corporal de 4 personas para calentar un espacio de 20m2 en una casa pasiva en invierno.” Esto se traduce directamente en una reducción de la factura energética y en un ahorro de recursos para el planeta.

 

Mayor sostenibilidad con energías renovables

Además, las casas pasivas pueden incrementar su sostenibilidad, combinando su estándar de construcción con el uso de energías renovables. De una manera u otra, este tipo de edificios contribuye a los objetivos de consumo de energía más eficiente y con menor impacto ambiental.

En Escandinava de Electricidad estamos comprometidos con la sostenibilidad y la energía verde certificada. Si buscas una solución energética sostenible para tu vivienda, contacta con nosotros y te ayudamos a encontrarla. Nuestros expertos en energía te asesorarán para que encuentres una tarifa de luz sostenible que te ayude a ahorrar.

 

 

ME INTERESA

 

¿Qué dicen nuestros clientes?

“Llevo en Escandinava de Electricidad un año. Estoy muy contento con ellos, recibo todas las facturas por e-mail puntualmente y todas las gestiones las puedo realizar en inglés.”

Stuart, Alicante

“Mi padre es muy mayor y desde que estamos con Escandinava de Electricidad no hemos tenido ningún problema. El personal de atención al cliente es muy atento y nos resuelven cualquier duda en la misma llamada. Gracias por el trato ofrecido a mi padre, desde entonces estoy más tranquila.”

Begoña, Valencia

“He recomendado Escandinava de Electricidad a mis amigos ya que me ahorro un 15% respecto a mi anterior compañía. Las facturas son simples, claras y sin sorpresas. No me han intentado añadir ningún servicio de mantenimiento, cosa que agradezco ya que en las anteriores compañías he tenido este problema.”

Cristina, Madrid

“El cambio a Escandinava de Electricidad fue muy rápido y la chica de atención al cliente me explicó muy bien qué tenía que hacer para cambiarme. Desde que estoy con vosotros he notado un gran ahorro en mi factura de la luz.”

Sara, Barcelona

Actualidad

Ahorra energía en casa con estos 7 trucos

31 marzo, 2020 | No hay comentarios

En Escandinava de Electricidad estamos comprometidos con la sostenibilidad y el ahorro. Por eso, en estos momentos difíciles de pandemia por coronavirus, en los que todos debemos quedarnos en casa por el bien común, queremos ayudarte a ahorrar en la factura de la luz con unos consejos de eficiencia energética en casa.

trabajamos desde casa para ti escandinava de electricidad

En Escandinava de Electricidad trabajamos desde casa para ti #YoMeQuedoEnCasa

23 marzo, 2020 | No hay comentarios

En estos momentos en que el coronavirus nos obliga a quedarnos en casa, todo el equipo de Escandinava de Electricidad estamos trabajando en remoto para garantizar el mejor servicio de energía verde a nuestros clientes. #YoMeQuedoEnCasa

puzle escandinava electricidad 2

Ponte a prueba con un nuevo puzle sostenible

17 marzo, 2020 | No hay comentarios

¿Te gustan los pasatiempos? En Escandinava de Electricidad te proponemos uno muy sencillo, para que olvides por un ratito los problemas del día a día. Resuelve nuestro nuevo puzle y descubrirás dos de las fuentes de energía renovable más importantes hoy en día. ¡Pon a prueba tu agudeza!