Los inversores eligen empresas verdes

En el pasado, una “buena” inversión se definía como aquella que tenía un alto rendimiento económico a cambio de un desembolso razonable, pero actualmente el mercado está cambiando y ya se han puesto en juego muchos otros factores. No nos engañemos, el beneficio económico sigue siendo el motivo principal para invertir, pero los beneficios para el medio ambiente o las políticas de responsabilidad social corporativa (RSC) han pasado a ser igualmente deseables. Los grandes inversores están cada vez más preocupados por los impactos ecológicos y sociales. Les atraen las empresas verdes.

¿Qué hay detrás de estas exhibiciones públicas de ética corporativa?

Hasta hace poco, las empresas se preocupaban por la sostenibilidad y el medio ambiente porque los gobiernos las incentivaban, o porque veían a sus competidores haciéndolo. Un claro ejemplo fue en 2008 el Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía, un movimiento europeo en el que los entes locales y regionales se comprometían voluntariamente a mejorar su eficiencia energética y el uso de recursos renovables. Hoy, con 7.700 firmantes, el Pacto está marcando la diferencia en el entorno urbano, afectando a más de 240 millones de personas.

Los inversores eligen empresas verdes

Sin embargo, el mundo corporativo se ha vuelto igual o más proactivo cooperando con iniciativas verdes. Un ejemplo reciente son las más de 15 empresas firmantes de la carta en apoyo al Acuerdo de París, pidiéndole al presidente Donald Trump que no se desvinculara de la iniciativa. Firmantes como Facebook, Adobe, Apple, H&P, Mars, Levy’s, Schneider Electric,  Microsoft, Unilever, etc., señalaban que el Acuerdo de París fortalece la competitividad en los mercados globales, es compatible con la inversión porque permite la planificación a largo plazo, y desarrolla los mercados globales y nacionales hacia tecnologías limpias y eficientes energéticamente, generando empleo y crecimiento económico. La carta la firmaron los C.E.O de las empresas y se puede consultar online.

Luego está el ejemplo de Amsterdam ‘Urban EcoMap’, una iniciativa en asociación con Cisco, que ofrece a los ciudadanos información sobre la huella de carbono de su vecindario con respecto al uso de energía, el transporte y la gestión de residuos.

Por supuesto, no se trata sólo de ser altruista. Iniciativas como éstas son lo que quieren los inversores y los accionistas. Según una encuesta de Kellogg School of Management,las empresas cuyo gasto en RSC supera las expectativas de los inversores, experimentan retornos positivos“. Otros estudios específicamente nombran a los accionistas e inversores como uno de los factores principales para que las empresas verdes inviertan en RSC: ciertos vínculos clave pueden mitigar la probabilidad de una acción reguladora, legislativa o fiscal negativa, y también pueden atraer consumidores socialmente conscientes, aumentando las ventas.

Una buena estrategia de RSC puede atraer recursos financieros de inversores socialmente receptivos, mejorar el acceso a la financiación, ayudar a las empresas de bajo rendimiento a recuperarse de posiciones desfavorables más rápidamente, y finalmente atraer empleados de mejor calidad.

Los inversores están utilizando datos sobre el cometido social y ambiental de la empresa para sus modelos de decisión de inversión (PriceWaterhouseCooper, 2012). Por ejemplo, 722 inversores institucionales, representando 87 billones de dólares americanos en activos, actualmente utilizan los servicios de datos de la organización Carbon Disclosure Project (CDP), una entidad sin ánimo de lucro, para integrar los datos de la labor ambiental de la empresa en su proceso de inversión (CDP 2013).

Mientras que en 2001 sólo 800 empresas en el mundo publicaron su informe de RSC, en 2011 lo publicaron el 57% de las empresas del Fortune 500.

Un informe de PWC sobre el impacto de la sostenibilidad reveló que el 87% de los inversores consideraría tanto los problemas climáticos como las actitudes hacia los recursos energéticos a la hora de invertir; y el 84% tendría en cuenta la responsabilidad social corporativa o las buenas prácticas en ciudadanía. De hecho, hace dos años, según el Foro Europeo de Inversión Sostenible, las inversiones relacionadas con la sostenibilidad ascendieron a 59 mil millones de euros.

Visto este nuevo escenario, las empresas inteligentes que quieren diferenciarse de la competencia están haciendo esfuerzos adicionales colaborando con ONG en proyectos sociales o participando en programas para ayudar a los países del tercer mundo.

Definitivamente, la nueva generación que está entrando en el mundo de los negocios es más entusiasta en lo que respecta a la inversión ecológica. Un estudio reciente de MSLGROUP encontró que el 83% de los millennials quieren que las corporaciones asuman cierta responsabilidad frente a los problemas sociales y globales, un ejemplo más de cómo la sangre joven está cambiando el comportamiento de las compañías. Cabe recordar que los miembros más jóvenes son los inversores del futuro.

En otras palabras, ¡para los inversores tu reputación dependerá de lo verde que seas!

¿Qué dicen nuestros clientes?

“Llevo en Escandinava de Electricidad un año. Estoy muy contento con ellos, recibo todas las facturas por e-mail puntualmente y todas las gestiones las puedo realizar en inglés.”

Stuart, Alicante

“Mi padre es muy mayor y desde que estamos con Escandinava de Electricidad no hemos tenido ningún problema. El personal de atención al cliente es muy atento y nos resuelven cualquier duda en la misma llamada. Gracias por el trato ofrecido a mi padre, desde entonces estoy más tranquila.”

Begoña, Valencia

“He recomendado Escandinava de Electricidad a mis amigos ya que me ahorro un 15% respecto a mi anterior compañía. Las facturas son simples, claras y sin sorpresas. No me han intentado añadir ningún servicio de mantenimiento, cosa que agradezco ya que en las anteriores compañías he tenido este problema.”

Cristina, Madrid

“El cambio a Escandinava de Electricidad fue muy rápido y la chica de atención al cliente me explicó muy bien qué tenía que hacer para cambiarme. Desde que estoy con vosotros he notado un gran ahorro en mi factura de la luz.”

Sara, Barcelona

Actualidad

Invertir en un coche eléctrico

¿Te conviene invertir en un coche eléctrico?

21 septiembre, 2018 | No hay comentarios

Hay, al menos, tres buenas razones por las que tenemos que considerar seriamente cambiar nuestro vehículo convencional por un coche eléctrico. Te explicamos cuáles son.

Los 4 actores del sector energético español

Los 4 actores del sector eléctrico en España

19 septiembre, 2018 | No hay comentarios

Infografía sobre el papel de los 4 actores principales del sector energético en España: generador, transmisor, distribuidor y comercializador.

¿Quién es quién en el sector eléctrico español?

¿Quién es quién en el sistema eléctrico español?

12 septiembre, 2018 | No hay comentarios

Existe mucha confusión entre los consumidores sobre cómo funciona el sistema eléctrico en España y quién hace qué en relación con su suministro de energía. En este post te explicamos de forma sencilla cuáles son los 4 actores principales que intervienen en el sistema y qué hace cada uno de ellos.