Fuentes de energía renovable: ¿Cuáles son y por qué se llaman así?

Fuentes de energía renovable

La energía renovable es aquélla que podemos transformar en energía útil y que proviene de fuentes naturales y, teóricamente, inagotables, como el sol, el viento o el agua. Decimos teóricamente, porque se supone que estas fuentes de energía naturales se renuevan o regeneran a mayor velocidad de la que las consumimos.

Por si no las conocéis todas, vamos a hacer un repaso de las energías renovables más conocidas.

La energía solar

Nos la brindan los rayos de sol y la dividimos en dos tipos:

  • Energía solar fotovoltaica: la luz o radiación solar se transforma en energía eléctrica mediante células fotovoltaicas, aprovechando las propiedades de los materiales semiconductores. Si estás pensando en instalar placas solares en tu casa o apartamento, te interesará este artículo sobre el impuesto al sol.
  • Energía solar térmica: El calor de sol se utiliza para calentar un fluido que genera vapor que, a su vez, acciona una turbina generadora de electricidad.

Energía eólica

Aerogeneradores, los molinos de viento de Don Quijote en versión moderna. En los lugares donde los vientos son fuertes, los molinos generan electricidad a medida que el viento gira las palas de las turbinas. Sin embargo, la energía eléctrica que producen no es fácil de almacenar. Los aerogeneradores son construcciones masivas, de alto mantenimiento con un impacto visual importante.

Energía hidroeléctrica

¿La de los molinos de agua? Sí, esa. La energía hidroeléctrica aprovecha la fuerza cinética que generan las corrientes del agua dulce. Aunque hemos, evolucionado mucho desde los molinos de antaño, la idea es la misma; usar la fuerza del agua para transformarla en energía útil. Para producirla hace falta un generador, que transformará la energía mecánica de las palas del molino en energía eléctrica.

Energía geotérmica

El calor de la Tierra: La energía geotérmica se obtiene aprovechando el calor natural del interior de nuestro planeta. ¿No lo sabías? La tierra tiene un núcleo interno parcialmente líquido, cuya temperatura puede superar los 6700 °C, que calienta las capas más próximas, de forma que cuando encuentra una capa de agua profunda ésta se calienta y sale a la superficie en forma de vapor a diversas temperaturas, que puede aprovecharse para generar energía mediante una turbina, devolviendo el agua condensada al interior del pozo para retomar el ciclo.

Esta energía podemos canalizarla para proveer nuestras casas de calefacción natural, impedir las heladas en las carreteras, o alimentar una central geotérmica que transforme la energía calorífica en energía eléctrica. Aun así, la Asociación de Energía Geotérmica estima que sólo estamos aprovechando el 6,5 % del potencial mundial de este recurso.

Energía del mar o mareomotriz

La fuerza del mar: podemos aprovechar las olas y las mareas de los océanos capturando el movimiento cinético del agua, su fuerza, para producir electricidad. Pero las instalaciones necesarias para generar energía mareomotriz son económica y ambientalmente costosas. Es una fuente renovable que, de momento, ha tenido una evolución menor si la comparamos con las otras fuentes de energía limpia.

Energía de biomasa

El potencial de los desechos orgánicos: Se obtiene de productos y residuos de origen biológico que no sirvan de alimento. Por ejemplo, cáscaras, huesos de frutas, determinadas plantas y hierbas no comestibles, madera reciclada, desechos y heces de animales, etc. La biomasa se puede usar por combustión, -directamente generando energía calorífica, que a su vez puede convertirse en energía útil- o convirtiéndola en biocarburante.

¡Pero cuidado! No debemos confundir la biomasa o los biocarburantes con los agrocombustibles. Los agrocombustibles son polémicos porque, a menudo, se destinan a su producción terrenos con los que podía producirse comida. Esto puede provocar escasez de alimento o encarecer determinados productos agrícolas en algunos países. También se han talado bosques para cultivar plantas (como la palmera aceitera) para producir biocombustible, desecando y desertizando tierras originalmente vírgenes. La idea es reciclar lo que nos sobre o no nos sirva, no destinar recursos naturales sólo para producir biocombustible.

Además de aumentar su producción, lo que más nos trae de cabeza en términos de energía renovable es el almacenamiento de la energía producida, que en ocasiones resulta muy difícil.

El almacenamiento eficiente de la energía renovable es la clave de la transformación energética de nuestro planeta.

En Escandinava de Electricidad apostamos por la promoción, la información y la divulgación de las energías renovables. Toda la energía de Escandinava de Electricidad está certificada como 100% procedente de fuentes renovables. Cuanto mayor sea la comunidad de usuarios de energías limpias, menor será nuestra dependencia de las energías de fuentes minerales, fósiles o nucleares.

¿Qué dicen nuestros clientes?

“Llevo en Escandinava de Electricidad un año. Estoy muy contento con ellos, recibo todas las facturas por e-mail puntualmente y todas las gestiones las puedo realizar en inglés.”

Stuart, Alicante

“Mi padre es muy mayor y desde que estamos con Escandinava de Electricidad no hemos tenido ningún problema. El personal de atención al cliente es muy atento y nos resuelven cualquier duda en la misma llamada. Gracias por el trato ofrecido a mi padre, desde entonces estoy más tranquila.”

Begoña, Valencia

“He recomendado Escandinava de Electricidad a mis amigos ya que me ahorro un 15% respecto a mi anterior compañía. Las facturas son simples, claras y sin sorpresas. No me han intentado añadir ningún servicio de mantenimiento, cosa que agradezco ya que en las anteriores compañías he tenido este problema.”

Cristina, Madrid

“El cambio a Escandinava de Electricidad fue muy rápido y la chica de atención al cliente me explicó muy bien qué tenía que hacer para cambiarme. Desde que estoy con vosotros he notado un gran ahorro en mi factura de la luz.”

Sara, Barcelona

Actualidad

Energía verde: ¿cómo se certifica?

Energía verde: ¿cómo se certifica?

13 julio, 2018 | No hay comentarios

Aunque la energía verde procede del mix energético, sí que garantiza que con nuestro dinero estamos pagando para que se produzca el 100% de la energía que consumimos a partir de fuentes renovables.

Misión: ¡Proteger nuestros árboles!

6 julio, 2018 | No hay comentarios

Durante el verano te proponemos un reto en el concurso de #ÁrbolesenVeranoEdE: publicaremos cada semana la foto de una hoja de un árbol típico de la península ibérica ¿Te atreves a adivinar de qué árbol se trata?

La energía verde de Apple

La energía verde de Apple

29 junio, 2018 | No hay comentarios

¿Es técnicamente posible para una empresa o particular alimentar exclusivamente con energía renovable todas sus instalaciones 24 horas al día y 365 días al año? Te contamos cómo funciona la energía verde.