¿Tienes la potencia adecuada para no pagar de más?

Todos somos conscientes de la necesidad de racionalizar nuestro consumo y un primer paso es calcular la potencia necesaria en nuesta instalación. Con un simple cambio de potencia podemos reducir nuestra factura considerablemente. Y, ¿cómo podemos hacerlo? En la factura de la luz aparecen dos tipos de coste: el fijo, correspondiente a la potencia contratada que se paga por día, y el variable, en función de los kilovatios hora que consumimos y que dependen de los usos de cada hogar.

Básicamente la potencia es la medida de capacidad para asegurar el funcionamiento de los aparatos eléctricos que tenemos en casa. Esta capacidad puede contratarse en diferentes tramos fijados por el Gobierno, pagándose más cuanto más alto es, siendo los más habituales 3.45 kW, 4.6 kW, 5.75 kW, etc.

Y aquí es donde entra en juego el análisis de tu consumo ya que la elección del tramo de potencia corresponde al usuario, en función del número de aparatos eléctricos que necesite poner en marcha simultáneamente.

Por regla general se contrata más potencia de la que realmente se necesita, por miedo a que los “plomos” salten constantemente, pudiendo conllevar un gasto superfluo. Si por el contrario se contrata menos potencia, tendremos un cuello de botella, ya que saltará el diferencial si encendemos demasiados aparatos juntos.

Según la ONG Bájate la potencia, “la potencia que tenemos contratada en España entre todos los consumidores es 1/3 mayor que la que hay realmente instalada para producir energía, así que tenemos, en promedio, margen más que suficiente para bajar nuestra potencia contratada”.

¿Cómo bajar la potencia contratada sin afectar a la estabilidad del suministro?

SI quieres que te ayudemos a saber si tienes la potencia adecuada contacta con nosotros sin ningún compromiso y analizaremos tu factura para ver si estás en el tramo correcto.

Para saber cómo calcular la potencia necesaria hay que tener en cuenta lo siguiente:

Calcular la potencia adecuada de los electrodomésticos

  1. Si se utiliza gas o butano: si además de electricidad tenemos gas en casa, dependiendo de qué elementos funcionen a gas, la potencia a contratar será inferior.
  2. Los aparatos eléctricos que hay en casa: los que emitan calor o frío siempre demandarán más potencia. Es importante conocer qué potencia precisan los aparatos más grandes. Habitualmente la vitrocerámica, termo eléctrico, horno, lavadora y lavavajillas son los que más consumen, junto al A/C y la calefacción.
  3. Cuántos aparatos eléctricos se usan al mismo tiempo: También es importante saber si es necesario usar distintos electrodomésticos al mismo tiempo, o si pueden ponerse en marcha secuencialmente, evitando una necesidad de potencia extra.
  4. Cómo se utilizan: Si siempre se lava con agua fría o hasta 30º, se puede llegar a reducir el consumo hasta un 60%. Además, utilizar los programas ECO, aunque sean más largos, siempre ayuda. También es posible que salga más a cuenta reemplazar los viejos electrodomésticos: una inversión que se amortiza en poco tiempo gracias a lo que nos ahorra.

Para conocer la potencia más adecuada que debemos contratar, es recomendable seguir las siguientes reglas:

  1. Calcular la potencia máxima que potencialmente podemos necesitar, sumando la de los electrodomésticos de mayor consumo (vitrocerámica, termo, A/C, calefacción, horno, lavadora, lavavajillas,  secadora, etc.), añadiendo 1 KW al resultado para incluir los pequeños aparatos que podemos no haber tenido en consideración (el consumo de cada electrodoméstico aparece en la etiqueta del mismo).
  2. Calcular la potencia mínima necesaria, descontando aquellos aparatos que no utilizaremos simultáneamente (por ejemplo, nunca pondremos la lavadora a la vez que la secadora, o la vitrocerámica y el lavavajillas).
  3. Calcular la media energética sumando el consumo mínimo y el máximo y dividirlo por dos.

La potencia resultante de este cálculo nos dará una orientación fiable sobre la más recomendable a contratar.

Desde Escandinava de Electricidad, animamos a los usuarios a comprobar la potencia contratada y a realizar el cálculo que proponemos para obtener la potencia más adecuada y conocer el ahorro potencial  – nunca mejor dicho- para el hogar y para el entorno.

¿Qué dicen nuestros clientes?

“Llevo en Escandinava de Electricidad un año. Estoy muy contento con ellos, recibo todas las facturas por e-mail puntualmente y todas las gestiones las puedo realizar en inglés.”

Stuart, Alicante

“Mi padre es muy mayor y desde que estamos con Escandinava de Electricidad no hemos tenido ningún problema. El personal de atención al cliente es muy atento y nos resuelven cualquier duda en la misma llamada. Gracias por el trato ofrecido a mi padre, desde entonces estoy más tranquila.”

Begoña, Valencia

“He recomendado Escandinava de Electricidad a mis amigos ya que me ahorro un 15% respecto a mi anterior compañía. Las facturas son simples, claras y sin sorpresas. No me han intentado añadir ningún servicio de mantenimiento, cosa que agradezco ya que en las anteriores compañías he tenido este problema.”

Cristina, Madrid

“El cambio a Escandinava de Electricidad fue muy rápido y la chica de atención al cliente me explicó muy bien qué tenía que hacer para cambiarme. Desde que estoy con vosotros he notado un gran ahorro en mi factura de la luz.”

Sara, Barcelona

Actualidad

Invertir en un coche eléctrico

¿Te conviene invertir en un coche eléctrico?

21 septiembre, 2018 | No hay comentarios

Hay, al menos, tres buenas razones por las que tenemos que considerar seriamente cambiar nuestro vehículo convencional por un coche eléctrico. Te explicamos cuáles son.

Los 4 actores del sector energético español

Los 4 actores del sector eléctrico en España

19 septiembre, 2018 | No hay comentarios

Infografía sobre el papel de los 4 actores principales del sector energético en España: generador, transmisor, distribuidor y comercializador.

¿Quién es quién en el sector eléctrico español?

¿Quién es quién en el sistema eléctrico español?

12 septiembre, 2018 | No hay comentarios

Existe mucha confusión entre los consumidores sobre cómo funciona el sistema eléctrico en España y quién hace qué en relación con su suministro de energía. En este post te explicamos de forma sencilla cuáles son los 4 actores principales que intervienen en el sistema y qué hace cada uno de ellos.